Enter the password to access the private area.

PADRES MISIONEROS

DE LA CARIDAD

VOCACIÓN /

¿LLAMADO

 A SERVIR?

"Hemos sido creados para cosas más grandes, para amar y ser amados"

Beata Teresa de Calcuta

Cada ser humano tiene una vocación personal, una llamada única de Dios, para el cual él o ella fueron creados. Este plan eterno de Dios para la vida de cada individuo es específico - este es Su más profundo deseo para ti. Para descubrir cuál es tu vocación personal, la voluntad específica de Dios para ti, y una vez descubierta, para realizar Su voluntad - para convertirse en quién Él quiere que tu llegues a ser - necesitarás:

 

 

1) Encontrar al Jesús Viviente: Toma el tiempo para encontrar al Señor en la Santa Misa, en la Adoración al Santísimo Sacramento, en grupos de oración, en retiros, encuentros, etc. Permite que el Señor te llene, inundándote con Su Amor; de modo que tú, por tu parte, puedas ser capaz de responderle con el regalo de tu amor y tu vida entera según Su Plan. Cuando has encontrado al Señor y te has llenado de Su Amor por ti y por todos tus hermanos y hermanas, estarás listo para  hacer lo que Él quiera de ti.

 

2) Vivir una entrega total a la voluntad de Dios para ti: El fruto de tu encuentro con Jesús Vivo será la disposición abierta de tu corazón, que la Madre Teresa llamó "entrega total" -    "quiero lo que Tu quieres para mí, Señor… solo hazme saber lo que es y lo haré."

 En este punto, estarás realmente abierto para saber cuál es Su Voluntad para ti (por encima de la tuya propia) y para hacerlo incondicionalmente. Muchos piensan que saber cuál es la voluntad de Dios para ellos es el aspecto más importante del discernimiento vocacional, pero no es así. Si tú no estás realmente abierto o deseoso de hacer lo que Dios quiere de ti, lo más probable es que no llegarás a saber lo que Él pretende de ti en primer lugar. Lo que es más importante, luego, es vivir una entrega total a la voluntad de Dios para ti, independientemente de lo que pueda ser.

 

3) Aparta un tiempo para la oración diaria y silenciosa: Para vivir una entrega total, tienes que pasar diariamente un tiempo escuchando la llamada del Señor dentro de su corazón: "Dios habla en el silencio del corazón", solía decir la Madre Teresa. La oración ante Jesús en la Eucaristía en la compañía de Nuestra Señora (con el Rosario!) es un camino privilegiado de oración en el discernimiento vocacional.  ¿Por qué es esto? Porque es Jesús Crucificado y Resucitado quien nos llama, y Nuestra Señora quien nos ayuda a llegar al punto en que podemos decir "Sí" a Dios en total entrega a Su voluntad. "La persona a quién Jesús está llamando para darse completamente, lo sabe; tal vez no sabe expresarlo, pero lo sabe." (Madre Teresa)

 

4) Encontrar un director espiritual: Es importante tener a alguien con quien puedas compartir tu experiencia y discernimiento – un sacerdote, una hermana o hermano consagrado, con quien te sientas cómodo.

 

 5) Hacer una experiencia “Come and See” ("Ven y Mira"): Si estás discerniendo una vocación al sacerdocio o a la vida religiosa, necesitarás hacer una experiencia viviendo algunas semanas con la comunidad en la que estás interesado (Nosotros llamamos "Come and See" a este tiempo de experiencia en nuestras comunidades). Un buen indicador en el discernimiento vocacional es cuando encuentras que te sientes "en casa" en una comunidad, e incluso más, cuando parece como si estuvieras "volviendo a tu hogar". El fruto de la entrega total a Dios en respuesta generosa a su llamada, es la alegría, la paz interior, y la más profunda unión con Dios.

 

 

¿Piensas que Nuestro Señor puede estar llamándote a ser un Padre MC? ¡Lo que tienes que hacer es "Venir y Mirar" (“Come and See”)!

 

Los candidatos a nuestro Instituto deben tener al menos 18 años de edad y estar capacitados para cursar estudios de nivel universitario. Los candidatos elegibles serán invitados a realizar con nosotros una experiencia llamada “Come and See”, que significa “Ven y mira”, por dos semanas viviendo en alguna de nuestras comunidades. Estamos localizados en México, Italia, India, Guatemala y Kenya.

 

Solo pueden postular hombres laicos. Normalmente no aceptamos personas mayores de 35 años.

 

Durante la experiencia "Come and See", el candidato vive y reza con la Comunidad de los Padres MC y sale con ellos en los distintos apostolados. Este es un tiempo de discernimiento en el cual uno tiene la posibilidad de experimentar un poco de la vida, oración, vida de comunidad y apostolado de nuestra Comunidad.

 

 Esto por lo general dura dos semanas, aunque este marco de tiempo es flexible. Después del "Come and See", el candidato vuelve a su casa y el proceso de discernimiento sigue. Si tanto el joven aspirante como la Comunidad de los Padres MC ven en él la posibilidad de una vocación a ser un Padre MC, él puede entrar entonces en la Comunidad como un Candidato. Los candidatos pueden entrar en cualquier momento a lo largo del año.

 

 

 

    Es también posible venir y compartir con nosotros por un día o de fin de semana. Por favor siéntete libre de ponerte en contacto con nuestro Director de Vocaciones si estás interesado en hacernos una visita.

 

 Un interesado puede realizar una experiencia "Come and See" en cualquier momento durante el año.  Lo único que se debe hacer es organizarse con el Director de Vocaciones.

 

Para obtener información adicional sobre cómo efectuar un "Come and See " con nosotros, por favor ponte en contacto con el Director de Vocaciones o ven a vernos directamente  si es que estamos en tu país:

 

 PARA CONTACTAR A NUESTRO DIRECTOR VOCACIONAL O SI DESEAS MAYOR INFORMACIÓN ESCRIBE A:

vocations@mcfathers.org

PADRES MISIONEROS DE LA CARIDAD © 2017

Desktop

Tablet

Phone